Jamás he trabajado en cocina, hace tan solo 1 año que comencé a experimentar entre los fogones de una forma digamos... más... creativa.
No tengo ni idea de técnicas culinarias, cocciones ni temperaturas. Ni idea de pijadas ni tecnicismos, me guío por lo simple, rápido y sabroso... De esta forma, quiero acercar a todo el mundo la sencillez y posibilidades de la cocina vegana.


Buscar este blog

Estofado de seitán con patatas


Ingredientes: 1 cebolla / 2 dtes. ajo/ 1 taco de seitán / 1 Pimiento rojo / 1 Pimiento verde / 3 zanahorias / 1 patata grande / 1 bote de tomate natural triturado / Caldo de verduras / sal, pimienta negra, laurel y orégano.




Riquísimo plato de cuchara que se prepara igual que cualquier otro estofado, pero, evidentemente, sin ningún producto de origen animal. Habrá gente que pueda pensar "pues qué tontería, si no lleva carne ni chorizo no tiene sabor", ERROR. Al igual que en los estofados, cocidos y demás platos, que erróneamente se piensa que gran parte del sabor procede de los productos cárnicos, el sabor en realidad, proviene de las especias, del punto de cocción y... del sofrito. Vamos a ver cómo hacer un sabrosísimo estofado vegetal, con todo el sabor y además, mucho más sano.

Cortamos la cebolla en trozos no muy pequeños, cortamos en láminas el ajo y lo ponemos en una olla con el culín cubierto de aceite de oliva y una pizca de sal para que sude. Cuando la cebolla comience a transparentar, añadimos la zanahoria y dejamos que se reblandezca un pelín. No demasiado porque luego se acabará de cocer todo con el caldo. Añadimos después los pimientos y hacemos igual, esperamos un par de minutos que comience a reblandecer ponemos otra poca de sal y por último, añadimos los tacos de seitán cortados no muy finos y la patata cortada no muy gruesa. Añadimos el bote de tomate natural, la mitad más o menos, no todo porque no queremos una salsa y en este punto, bajamos el fuego, ponemos pimienta negra, pimentón dulce, la hoja de laurel y lo dejamos a fuego lento unos 10 minutos, que coja mucho sabor. Vertemos caldo de verduras hasta cubrir los ingredientes, tapamos y dejamos entre 15-20 minutos. Cuando la patata esté tierna, sacamos, dejamos reposar y listo.
Probablemente, hecho del día anterior, esté mucho más bueno, como pasa con los cocidos de toda la vida...

Bon profit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada