Jamás he trabajado en cocina, hace tan solo 1 año que comencé a experimentar entre los fogones de una forma digamos... más... creativa.
No tengo ni idea de técnicas culinarias, cocciones ni temperaturas. Ni idea de pijadas ni tecnicismos, me guío por lo simple, rápido y sabroso... De esta forma, quiero acercar a todo el mundo la sencillez y posibilidades de la cocina vegana.


Buscar este blog

Pure de patatas con guacamole (versión mejorada)

Ingredientes: 3 Patatas / 2 aguacates / leche vegetal (en mi caso de avena) / 
sal / pimienta / nuez moscada 

Por fin vuelvo a los fogones! Bueno... a los focos, calentadores, bag! A la vitrocerámica! Después de un parón por las mudanzas, por fin he tenido un ratito para cocinar algo que no fuera pasta rancia o hummus con tostada... Si amigos, esa ha sido mi alimentación durante prácticamente un mes, peeeero bueno!! Por fin hoy he comido bien y lo he hecho con esta original forma de hacer puré combinado con aguacate, a modo de acompañamiento de cualquier cosa! Una receta rápida y super sencilla como os tengo acostumbrados, no nos vayamos a calentar mucho la cabeza que ya sabéis que me gustan las cosas rápidas y fáciles, pero con saborrrrrrr. Vamos allá!


Ponemos a cocer las patatas, en trocitos pequeños para que se hagan más rápido. Cuando estén blanditas, las sacamos y vertemos en un bol junto a un aguacate o aguacate y medio. Eso depende de vuestro gusto, si os gusta mucho el aguacate incluso le podéis meter dos, yo en esta receta le puse uno y medio, porque la otra vez me pareció quedarme corta solo con uno, pero ya digo, vosotros mismos!

El aguacate, eso sí, debe ser maduro, que esté blandito para poder macharlo bien. Pues machamos el aguacate junto a la patata y vemos la textura que coge. Agregamos leche vegetal, en mi caso es de avena porque no aporta sabor, hasta que adquiera la textura que más nos guste, cuanto más líquido, más fina quedará pero no os paséis! Yo solo le he puesto un chorrito, no queremos una papilla!

Añadimos entonces a gusto las especias y yo, a modo de innovación suprema (...) le he añadido... tachán tachán... el hueso del aguacate rallado!! Dicen que tiene muchas propiedades y me he atrevido a probarlo, haré un post a parte con las propiedades, es un buen condimento! Además, le he añadido semillas de lino y un poco de perejil para servir.

Como digo es un gran acompañamiento para cualquier plato. En mi caso, lo he hecho para una menestra que tenía guardada en un tupper en la nevera y no me apetecía comérmela sola. Pero también quedaría de lujo con un seitán rebozado o verduras a la plancha.

Bon profit!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada