Jamás he trabajado en cocina, hace tan solo 1 año que comencé a experimentar entre los fogones de una forma digamos... más... creativa.
No tengo ni idea de técnicas culinarias, cocciones ni temperaturas. Ni idea de pijadas ni tecnicismos, me guío por lo simple, rápido y sabroso... De esta forma, quiero acercar a todo el mundo la sencillez y posibilidades de la cocina vegana.


Buscar este blog

Sobre mi


En primer lugar, quiero agradecerte tu paso por Tofuteta!! Gracias!!

Me llamo Irene, tengo 23 años y soy de Barcelona. Graduada en Psicología y una gran defensora de los derechos animales. En un futuro, me gustaría aportar algo bueno en este campo, pero todo se andará, hay tiempo, muchas ganas... Y... bueno mi historia con el vegetarianismo se remonta ahora hace ya 4 años atrás... Cómo pasa el tiempo...

¿Quieren saber cómo di el paso?

Foto mia creada para el blog Libertad Animal.
Pues fue algo muy tonto la verdad... Era la época en que, aquí en Catalunya, se prohibieron las corridas de toros. Yo me tomada mi café con leche siempre en la misma cafetería, regentada por un italiaPERDÓN! Romano... De Roma, sí. A él le gustaría que lo diferenciara... Un hombre peculiar, inteligente y que hace el mejor café de la ciudad, sin duda, con un toque de cacao puro espolvoreado por encima. Un café fantástico. 

Bueno, la cuestión es que a veces debatíamos sobre temas sin importancia y ese día, antes de coger mi tren hacia mi día a día, debatimos sobre el tema de las corridas de toros. La cuestión es, que no sé cómo llegó la conversación al punto en que, me pregunto: ¿Y tu, no comes carne? Le respondí que sí, pero que era diferente. Él sonrió, con esa sonrisa condescenciente, como mira el sabio al ingenuo y me preguntó, sabiendo lo que le iba a responder: ¿Por qué es diferente? Le respondí que las vacas y los cerdos en los mataderos no sufren como lo hace el toro en la plaza. Y él, muy seguro de sí mismo, me respondió ¿Estás segura?  ...

Total, aquí se acabó nuestra conversación, pero mi cabeza siguió dándole vueltas al tema. Me puse a indagar y ese fue el comienzo del fin hacia el principio de mi larga andadura por la defensa animal.
Todo lo que descubría día a día, video a video, artículos, revistas, entrevistas, relatos... Todos me empujaba a dejar todo animal de mi menú. Nuestra conversación sucedió allá por el mes de septiembre... Para mediados de octubre no era capaz de comer carne sin pensar en el sufrimiento de ese animal, pero me lo comía, negándome a mi misma lo que sabía que era correcto, por presión social supongo, por costumbres, no lo sé. Me decía a mi misma que era una locura, una tontería! Qué iba a comer! Yo no conocía a nadie vegetariano ni vegano, por supuesto. En mi familia siempre se comió bastante carne, era un alimento principal casi siempre. Qué iban a pensar ellos! Apenas se lo comentaba a nadie, lo maquinaba todo en mi cabeza... Hasta que no pude más. 

El 1 de diciembre de 2010 di el paso definitivo y de un día para otro, de dejar todo producto que hubiera requerido la muerte de un animal: carne, pescado, embutidos, marisco, etc. 
A día de hoy, mi dieta se podría considerar 90% vegana, apenas ingiero productos de origen animal. Cambié la miel por el sirope de ágave, la leche de vaca por la de avena, los huevos por harina de garbanzo para las tortillas de patatas, etc. Poco a poco, he ido dejando casi por completo todo alimento procedente de un animal.
A los dos meses creé mi primer blog y página de facebook, Libertad Animal. En él, reuno información de todos los ámbitos sobre el maltrato animal.

Hace apenas un año, me independicé y comencé a experimentar en la cocina y ¡sorpresa! me gustó y mucho. Comencé a subir recetas al blog de Libertad Animal y como vi que comenzaba a saturarlo, decidí separarlo y crear Tofuteta! Y aquí estas!


Cada día me gusta más la cocina y cocinar. Me gusta dar a probar a personas que menosprecian la dieta vegetariana y verles abrir los ojos sorprendidos porque les está gustando el plato e incluso les cuesta decirlo! Esa sensación es muy satisfactoria porque abres paso a que quizás, posiblemente, en algún momento, esa persona se quite la venda y dé el paso.
Me gustaría aclarar, que no soy de esas personas que va intentando convencer a la gente de que se haga vegetariana, quien me conoce lo sabe. A través de mis blogs, doy información y quien quiere la lee y quien no, no está obligado. No soy escrupulosa en ese sentido. Nadie en mi familia es vegetarian@ y no les recrimino nada, porque mi forma de pensar es que cada uno debe actuar en aquel ámbito en el que se sienta más identificado. La cuestión es luchar por algo que tu crees. Si eres un luchador por los derechos humanos, ¿quien soy yo para recriminarte que no seas vegetariano? Es mi forma de pensar. Yo di el paso sola, sin presión de nadie y creo que así debe ser. 
Así que si quieres informarte sobre el tema, estas en un buen sitio!

Sigo aprendiendo día a día cosas nuevas que me inspiran y empujan a seguir luchando por los animales dentro y fuera de la cocina, por que necesitan nuestra protección, porque su abuso no tiene justificación y porque nuestra vida sin su maltrato es igual de plena. Y sabrosa!

Espero que te guste!
Se aceptan sugerencias, consejos, críticas y cualquier tipo de comentario!
GRACIAS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada